Saltar al contenido
Quiero Un Trabajo

¿Cómo Trabajar como Funcionario de Prisiones? ¿Cómo Entrar y Cuánto Pagan?

octubre 23, 2020
funcionario de prisiones

Se conoce como funcionario de prisiones al individuo que día a día supervisa, trabaja y vela por la seguridad del sistema penitenciario nacional. Estos pueden llegar a realizar muchísimas actividades distintas dentro de un recinto penitenciario. En el caso particular de España las cárceles son consideradas instituciones dependientes del Ministerio del Interior. Estas son entidades autorizadas por el gobierno nacional y por lo tanto sus trabajadores pasan a ser servidores públicos.

Es común que veamos a estas instituciones como medios o instrumentos para mantener a salvo a los ciudadanos. No cabe duda de que este es uno de los objetivos más importantes que debe cumplir un recinto penitenciario, sin embargo no es el único. Además de salvaguardar a la población de los distintos criminales las cárceles tienen como misión reeducar a los convictos que en ellas residen. Es aquí donde entran los funcionarios, ellos deben hacer lo necesario para que la reinserción de los reos en la sociedad sea lo mejor posible. 

¿Qué es un funcionario de prisiones?

En pocas palabras el funcionario de prisiones es la persona encargada de mantener el sistema penitenciario funcionando de la mejor manera posible. Además de velar por la seguridad de todos los convictos y de sus compañeros. Son muchos los tipos de funcionarios y las tareas que estos llevan a cabo pueden variar bastante dependiendo de su cargo. Algunas de las funciones que pueden llegar a realizar son las siguientes:

Tratamiento y gestión

En esta sección entran todas aquellas tareas que tienen como finalidad la correcta reeducación de los convictos para su posterior reinserción en la sociedad. Aquí se ejecutan distintos programas educativos en los que los reos tienen la posibilidad de desarrollar nuevas habilidades o mejorar aquellas con las que ya cuentan. Además se intenta determinar el punto específico o la razón que llevó a la persona a cometer actos delictivos. 

Funciones sanitarias

Esta categoría está constituida por todas las actividades referentes al tema de la salud de los reos y de los mismos funcionarios. Estas son tareas esenciales en cualquier centro penitenciario principalmente debido a la prevalencia de ciertas patologías. Aquí se realizan todos los servicios de atención primaria y actividades asistenciales. Estas pueden llegar a ser tanto preventivas como rehabilitadoras. 

Actividades de mantenimiento

En este apartado en particular entran todos aquellos funcionarios responsables de mantener la infraestructura de la prisión. El mantenimiento que se le da a un recinto penitenciario está dividido en diferentes tipos: 

El mantenimiento correctivo es el primero de ellos. Este constituye aquellas tareas que se realizan para que la estructura general de la cárcel esté en óptimas condiciones. La reparación de averías y de los sistemas de seguridad son solo algunos de las responsabilidades de estos funcionarios. Por otra parte encontramos el mantenimiento preventivo. Este es sumamente importante puesto que se encarga de realizar revisiones para detectar alguna que otra anomalía. 

Además existen el mantenimiento predictivo y el proactivo. El primero de estos se basa en implantar diversos sistemas que tengan la capacidad de predecir posibles disfunciones. El segundo engloba a todas las distintas actividades mencionadas anteriormente. Tiene como finalidad principal mejorar el completo funcionamiento del recinto penitenciario. Este tiende a enfocarse en la supervisión de los sistemas eléctricos, contra incendios, los de fontanería o los controles de acceso. 

Servicios

En esta última sección se encuentran las tareas de mensajería y cocina. Por una parte están los encargados de todos los paquetes que entran y salen del recinto penitenciario. Por el otro lado tenemos a los funcionarios responsables de manipular, preservar y preparar los alimentos que se ingieren en la prisión.  

Trabajar como funcionario de prisiones. Requisitos y exámenes

¿Cuáles son los requisitos para ser funcionario de prisiones? 

Para llegar a ser funcionario de prisiones debes cumplir con ciertos requisitos. Estos son los siguientes:

  • Contar con la nacionalidad española.
  • Haber cumplido por lo menos 16 años y no exceder la edad de jubilación.
  • Contar con las habilidades necesarias para realizar las tareas que se le asignen. Para saber si puedes ejercer estas actividades debes informarte sobre las distintas restricciones médicas que puede haber. 
  • No haber sido condenado por ningún acto delictivo que exceda los tres años de pena carcelaria. A menos que dicha pena haya sido cancelada o los antecedentes hayan sido borrados.
  • No puede haber sido excluido de algún puesto en la Administración pública a través de un expediente disciplinario. 

Estudios mínimos necesarios

¿Cuáles son los estudios mínimos necesarios para ser funcionario de prisiones?

Cada uno de los distintos cuerpos exige un grado de estudio distinto. Por lo general lo mínimo que solicitan es el bachillerato completado o el título de técnico. Esto es lo que deben presentar aquellos que aspiren integrarse al cuerpo de ayudantes. En cambio, para el resto de los grupos se requiere un título universitario. 

Por ejemplo, para los interesados en ingresar al cuerpo especial se les solicita un título de ingeniería o arquitectura.  En lo que respecta al grupo de sanitarios como son los médicos, y enfermeras estos también deben mostrar la debida titulación. 

¿Cuáles son las cualidades necesarias para ser funcionario de prisiones?

Para conseguir trabajo en una cárcel, aparte de contar con los conocimientos y las habilidades necesarias que consigues al titularte debes contar con ciertas cualidades. Estas son sumamente importantes para que seas capaz de adaptarte al entorno de trabajo. Las cualidades que suelen buscar en los solicitantes son los siguientes:

  • Un funcionario de prisiones debe tener empatía además de ser lo suficientemente comprensivo. También debe ser justo y mantener siempre su firmeza mostrando que es el quien posee la autoridad.
  • Es necesario que tengan un trato adecuado con los reos. Debe tener reflejos rápidos y contar con la capacidad de tomar decisiones veloces y claras. Además debe conocer el protocolo de la prisión para saber cómo actuar. 
  • Debe contar con una excelente condición física para ejercer lo mejor posible este puesto de trabajo. 
  • Además es importante que cuente con ciertas habilidades de comunicación y de trabajo en equipo. 

Sin duda alguna ser funcionario de prisiones puede llegar a ser un trabajo sumamente apasionante e interesante. Ahora que conoces todos los requisitos necesarios para este trabajo puedes empezar a buscar alguna que otra vacante. Anímate a seguir investigando y a tomar una decisión.

Si quieres ver otras opciones, te recomendamos que eches un vistazo a nuestra guía sobre cómo encontrar empleo en España.

Opiniones Trabajar de Funcionario de Prisiones: ¡Deja tu Opinión!