Saltar al contenido
Quiero Un Trabajo

¿Cómo Trabajar en un banco? ¿Cómo Entrar y Cuánto Pagan?

octubre 23, 2020
Trabajar en un Banco

El sector bancario es uno de esos sectores en los que muchas personas aspiran trabajar. Puede que sea por un interés específico en la economía y las finanzas, pero el hecho es que, cada vez son más quienes desean trabajar en un banco. Pues, este sector suele asociarse con estabilidad laboral y económica, lo cual se valora muchísimo en la actualidad, donde abundan los contratos laborales y trabajos informales.

La banca, ofrece a sus empleados oportunidades de proyección internacional. Pues, es común que las grandes corporaciones bancarias se encuentren expandiéndose a otros países del mundo. Esta expansión, genera puestos de empleo, brindando oportunidades nuevas tanto a sus empleados como a los aspirantes.

No solo tendrás la seguridad de un empleo estable, pues, también existen más posibilidades de promoción. Podrás subir peldaños en tu vida profesional a medida de que acumules experiencia, además, obtendrás una buena retribución. Es interesante, además, el hecho de que puedas acceder a este sector a través de los programas de prácticas, lo que implica mayor oportunidad de aprendizaje para los jóvenes.

¿Debo trabajar en un banco central o comercial?

No existe solo una profesión o puesto que podrás desempeñar si decides entrar a trabajar en el sector bancario. Sin embargo, cada uno de estos tendrá requerimientos diferentes, por lo que es necesario que tengas conocimiento de esto, antes de aplicar a cualquier puesto. Primero, necesitas conocer cuáles son los tipos de bancos en los que podrás laborar.

  1. Bancos centrales. Estos son los que garantizan el buen funcionamiento del sistema financiero de un país. Tal, es el caso del Banco de España, al cual se le considera el “banco de los bancos”.
  2. Bancos comerciales. En estos casos, los depósitos, créditos o préstamos son productos financieros habituales. Son los más conocidos, pues sus actividades se basan en el ahorro y la financiación.
  3. Bancos de inversión. Éstos, se especializan en esta área del sector financiero. Se ocupan de la compra y venta de acciones, la adquisición de empresas, las fusiones o la captación de capital. Además, se le suman aquellos servicios prestados en los bancos comerciales, pues este tipo de banco suele ofrecer ambos tipos de productos y servicios a sus clientes.
  4. Cajas de ahorro. Este tipo de institución financiera es conocida por su corte social. Son entidades sin ánimo de lucro, sin embargo, desde la crisis del 2008, muchas se fusionaron o fueron adquiridas por otras entidades, por lo que no quedan muchas.
  5. Bancos de consumo. Este tipo de bancos atienden a aquellos clientes que necesitan realizar operaciones relacionadas con el consume. Por lo que ofrecen servicios como las tarjetas de crédito, préstamos, hipotecas y más.
  6. Bancos hipotecarios. Su actividad se concentra únicamente en las hipotecas.
  7. Banca corporativa. Este tipo de institución no trabaja con el consumidor promedio,  pues prestan sus servicios de financiamiento e inversión a las grandes empresas y corporaciones. De esta forma, logran trabajar con las líneas de crédito, gestión de recibos, y más.

Todo lo que necesitas saber para trabajar en un banco

¿Cuáles son los requisitos para trabajar en un banco?

Aunque existen múltiples puestos disponibles en una institución financiera, no todo el mundo puede lograr trabajar en un banco. Algunos de los requisitos con los que deberás cumplir para laborar en la banca son:

  • Educación universitaria. Las personas que trabajan en un banco suelen ser profesionales que han recibido educación universitaria y que mostraron un alto desempeño académico. 

Donde hay mayor concentración de empleados es en la red de oficinas, para estos puestos, se buscan personas con títulos en Administración y Dirección de Empresas, Economía, Derecho y Empresariales. 

En los servicios centrales, donde no se atiende al público, sino que son  puestos corporativos, los ingenieros y graduados en Matemáticas, Física, Química o Actuariales, podrían encontrar alguna oportunidad de trabajo.

  • Experiencia previa. Es posible que puedas trabajar en un banco sin poseer ningún tipo de experiencia previa. Para esto, deberás entrar a través del programa de becas que se ofrecen a los estudiantes de grado y postgrado.

Estos programas, suelen incorporar personal tanto a su red de oficinas como a sus departamentos centrales. A través de estos programas, podrás aprender e iniciarte en el mundo financiero a una edad más temprana. Además, tendrás la oportunidad de trabajar de manera estable en el banco una vez hayas culminado el proyecto y obtenido tu título.

  • Actitudes y aptitudes. La banca suele buscar gente con talento y  confianza. Además, es necesario que poseas una ambición sana y un deseo de prosperar y seguir avanzando en tu carrera.

A la hora de contratar nuevo personal, en esta área, se valoran especialmente a los jóvenes que han estudiado o que se encuentran haciéndolo, sobre todo en áreas relacionadas a las finanzas.

También, se valoran las ganas, motivación e iniciativa que se muestre. Muchas veces, hablar inglés es un requisito en algunos puestos en algunos bancos, de hecho en el proceso de selección, suelen incluir pruebas en este idioma.

Requisitos para trabajar

¿Cuáles son los puestos disponibles?

Existen ciertos puestos que suelen estar disponibles de forma recurrente en una oficina bancaria. Estos tienen distintos requisitos que debes consultar antes de aplicar, y ejercen distintas funciones. Algunos de estos son:

  • Cajero de banco. Se encarga de atender al cliente y cumplir las funciones que éste le solicite. Ya sean retiros, depósitos, pagos u otros servicios del banco, el cajero cumple con prestar estos servicios y registrar los movimientos en el sistema del banco.
  • Gestor comercial o gestor de clientes. En este caso, también tendrías que atender a los clientes, sin embargo, no te ocuparás de cobros y pagos como lo hacen en la caja. Tu trabajo será enfocarte en la venta de productos financieros, captar nuevos clientes y fidelizar a los ya existentes.
  • Asesor de inversión. En este puesto realizarás funciones de consultoría, asesoría financiera y transacciones de los clientes. Tus clientes pueden ser particulares, o bien, una empresa.  Deberás identificar sus necesidades y objetivos y evaluar todas las posibilidades de inversión a corto y largo plazo.

Estos, son solo algunas de las posiciones que podrás ocupar si decides aplicar para trabajar en un banco. Este sector es uno de los más cotizados por aquellas personas que estudian o estudiaron alguna carrera relacionada con economía y administración. Por lo que, si estás buscando trabajar en este sector, debes estar familiarizado con este mundo para poder alcanzar mucho más éxito.

Si quieres conocer otras opciones, te recomendamos que leas nuestros artículos para trabajar en la Caixa y Trabajar en Sabadell.

Opiniones Trabajar en un Banco: ¡Deja tu Opinión!